Postal de Suso Mortiner

Suso Mortiner apúrrenos esti dibuxu qu’apaeciera en La Nueva España va 9 años, n’alcordanza d’Ígor y Carlos.

Suso Mortiner, acuérdase de llevar tola vida dibuxando, pero qu'asina, dedicándose en serio a ello... casi trenta años. Compaxina les sos tires d'humor gráficu col diseñu gráficu y otres artes alimenticies. Esti mes, fai once años dende qu'entamó a collaborar con La Nueva España.

Suso Mortiner, acuérdase de llevar tola vida dibuxando, pero qu’asina, dedicándose en serio a ello… casi trenta años. Compaxina les sos tires d’humor gráficu col diseñu gráficu y otres artes alimenticies. Esti mes, fai once años dende qu’entamó a collaborar con La Nueva España.

Postal de Violeta Sánchez Trexu

Violeta Sánchez Trexu (Violeta Mateu) graduada en Diseño Gráfico pola Escuela d'Arte d'Asturies. Artista plástica onde trabaya sobremanera con instalaciones anque tamién desendolcó una faceta bidimensional sobre llenzu. Ilustradora pa llibros espublizaos en llingua asturiana por editoriales como Trabe o Academia de la Llingua Asturiana. Ye tan valiente que pretende vivir d'eso que llamen diseñu gráficu. Pa ella, Felpeyu ye parte de la so vida y cola so música maduró, sintió, blincó y berró.

Violeta Sánchez Trexu (Violeta Mateu) graduada en Diseño Gráfico pola Escuela Superior d’Arte d’Asturies. Artista plástica onde trabaya sobremanera con instalaciones anque tamién desendolcó una faceta bidimensional sobre llenzu. Ilustradora pa llibros espublizaos en llingua asturiana por editoriales como Trabe o Academia de la Llingua Asturiana. Ye tan valiente que pretende vivir d’eso que llamen diseñu gráficu. Pa ella, Felpeyu ye parte de la so vida y cola so música maduró, sintió, blincó y berró.

Postal de Luisa Colado

Luisa Colado, fotógrafa y diseñadora de llarga trayectoria dientro’l mundu editorial. Tien feches sesiones de semeyes a grupos de música como Felpeyu, Kactus Jack, Dual, Blima o Mapi Quintana y grupos de teatru. Tamién son suyos los diseños de delles carátules de discos y cartelos teatrales.

Luisa Colado, fotógrafa y diseñadora de llarga trayectoria dientro’l mundu editorial. Tien feches sesiones de semeyes a grupos de música como Felpeyu, Kactus Jack, Dual, Blima o Mapi Quintana y grupos de teatru. Tamién son suyos los diseños de delles carátules de discos y cartelos teatrales.

Carta para Ígor Medio y Carlos Redondo de Aurelio Argel

EL PARAÍSO TIENE QUE SER UN CHIGRE….

2006- Junio; 25

Seis de la mañana. Salgo del turno de noche y pedaleo lentamente de vuelta a casa. Escucho las noticias desde mi pequeña radio portátil: “Lunes de madrugada; un nuevo día -informan- treinta y un muertos en las carreteras españolas este fin de semana”. A mí me importan sólo dos.

Amigo Carlos; Ígor, amigo: sólo me importáis vosotros y esto que corre por mi cara tienen que ser sobrayos del orbayu tempraneru de la mañanina de San Xuan porque lágrimas me quedan las justas. ¿He llorado por vosotros, o lo hice por mí?… Ya no lo sé.

Intenté dormir un par de horas antes de acercarme a Gijón para deciros adiós. No pude… Me levanto; cargo, espeso, el café; enciendo la primera pipa del día y escribo esto porque me hace falta. Sé que hacia la una de la tarde, y también pasadas las cinco, encontraré las caras desencajadas de cuantos os quisimos. Nos arrimaremos a los vuestros y les revestiremos de gestos dulces, por si ayudaran. Repetiremos, todos, las mismas palabras; los tópicos que se cruzan en camino ajeno y propio cuando ocurren cosas como ésta; y mañana martes ya no estaréis.

Las palabras que nos repartimos los que aquí quedamos se convierten por momentos en citas para vuestro homenaje. Creo que es pronto aún pero entiendo que todos quieran recordaros a su manera: con el respeto que os habéis ganado con vuestro trabajo, el mismo por el que disteis la vida.
Me pongo a pensar y sé que en Fitoria tendría que estar Felpeyu este viernes. No os preocupéis: La Bandina, Ciquitrinos, Curuxa y Corquiéu llevarán vuestro nombre esa noche; el mismo que Pola de Siero repiqueteará en su festival con Fred Morrison. También sería lógico que alguna sala del Antiguo Instituto Jovellanos -esas del “folk de cámara”- llevara vuestro nombre. Y puestos a seguir pensando, el Certamen de Cómic de Gijón podría bautizar algún premio con tu nombre, Ígor. Recuerdos no van a faltaros pero digo -para mí – que ahora no es el momento. Y lo digo porque os he querido mucho. Tiene que llegar el Otoño para que la cicatriz de vuestra herida vaya mudando el color. Ahora no es el momento y tal vez por algún tiempo –vuelvo a hablar por mí- ni escuche el regalo de vuestras voces… No dejaré que entréis en mi salón, en mi programa de radio. Duele. Hace daño…

El homenaje, amigo Carlos, Ígor amigo, nos lo tendréis que hacer vosotros porque los que aquí quedamos vamos a necesitar de vuestra vigía desde allá donde ahora estéis. Nos habéis dejado muy solos…

El paraísu tien que ser un chigre col vieyu Castañón echando culinos; tirando colilles nes xarres de los otros, por encabronar, como bien sabe facer esti güelu de tóos.

Tiene que haber un paraíso donde el reproductor nos dibuje las notas de los barrios de Marrakech y nos repita, con elegancia, que estamos en New York. Entre tema y tema, tiempo habrá para volver a hablar de cómo de rápido nos crecen las hijas; de la música y los días a orillas del Atlántico, infinitos ya para vosotros…, ¿verdad, Carlos?

El paraíso tiene que ser un chigre donde descansen los buenos porque si no, no lo entiendo amigo Carlos, Ígor amigo.

Id afinando cuerdas, que el resto de la banda sabrá seguiros.

Con cariño, Argel.